Investigación Sobre el Ejercicio y el Cáncer

Ejercicio después de la cirugía de cáncer de mama:

Una de las principales preocupaciones de quienes han tenido cirugía cáncer de mama es la potencialidad de de linfedema y cómo eso afectará su capacidad para hacer ejercicio. Investigadores que han estudiado los efectos del entrenamiento supervisado con pesas de la parte superior e inferior del cuerpo sobre la incidencia y síntomas de linfedema en sobrevivientes de cáncer de mama encontraron que 6 meses de entrenamiento con pesas dos veces a la semana no aumentó o exacerbó los síntomas de linfedema.

Fuente – Ahmed, RL, Thomas W, Yee D, Schmitz KH. Prueba controlada, aleatorizada de entrenamiento con pesas y linfedema en sobrevivientes de cáncer de mama. Journal Clinical Oncology, 20 de junio del 2006; 24(18):2765-2772.


El ejercicio ayuda a los hombres con cáncer de próstata sometidos a tratamiento de supresión Androgénica:

Los hombres sometidos a tratamiento de supresión androgénica (AST, por sus siglas en inglés) para cáncer de próstata a menudo experimentan efectos secundarios tales como disminución de fuerza y de masa muscular, fatiga, una disminución en la función física y una disminución general en la calidad de vida. Los investigadores están viendo al ejercicio como un posible tratamiento para ayudar a revertir algunos de estos efectos secundarios en los hombres sometidos a terapia de supresión androgénica (AST).


Un estudio reciente en Australia con hombres sometidos a AST para cáncer de próstata mostró que los hombres que participaron en un programa de 12 semanas de ejercicio que incluía tanto entrenamiento aeróbico como de fuerza aumentaron masa muscular sin grasa, aumentaron fuerza y aumentaron función cardiorrespiratoria. Quienes participaron en el programa de ejercicio también redujeron fatiga, disminuyeron los niveles de proteína C-reactiva y mejoraron la calidad de vida en general.

Fuente - Galvão DA, Taaffe DR, Spry N, Joseph D, Newton RU. Un programa de ejercicio de resistencia y aeróbico combinados revierte la pérdida de músculo en hombres sometidos a terapia de supresión androgénica para cáncer de próstata sin metástasis ósea: una prueba controlada, aleatorizada. J Clin Oncol. 2010 Enero 10; 28(2):340-7. Publicación Electrónica (Epub, por sus siglas en inglés) 2009 Nov 30.


El Ejercicio Puede Ser Parte de la Rehabilitación en Todos los Tipos y Etapas del Cáncer

Si bien la mayoría de las investigaciones se han hecho en mujeres con cáncer de mama en etapa temprana y en hombres con cáncer de próstata, un estudio en el que selecciona a individuos sin importar el tipo o etapa de cáncer, mostró mejorías significativas con el transcurso del tiempo en la tolerancia al ejercicio, actividad y patrones del sueño y calidad de vida. Los participantes en el estudio fueron contundentemente positivos acerca de participar en el estudio. La disponibilidad de un programa estructurado y supervisado mejoró su regreso a las rutinas normales.

Fuente - Young-McCaughan, S, Mays, MZ, Arzola, SM, Yoder, LH, Dramiga, SA, Leclerc, KM, Caton Jr., JR, Sheffler, RL, & Nowlin MU. Cambio en la tolerancia al ejercicio, patrones de actividad y sueño y calidad de vida en pacientes con cáncer que participan en un programa estructurado de ejercicio. Oncology Nursing Forum, 2003 30(3), 441-454.